Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas
Presidenta Lic. Olivia Lemus

Durante mi formación profesional he tenido la oportunidad de trabajar con los grupos más vulnerables de nuestra sociedad.

Al ser titular de la Procuraduría de Protección para Niñas, Niños y Adolescentes del Sistema para el Desarrollo Integral en Reynosa, Tamaulipas, en el periodo comprendido del año 2005 al 2007, me percaté de la gran necesidad que existía en ese entonces de crear políticas públicas que permitieran el desarrollo integral de la población infantil en circunstancias especialmente difíciles, por lo que fui pionera en la creación de programas de prevención de alto impacto en los polígonos más vulnerables de la ciudad, se establecieron diversas líneas de acción que proporcionaron medios alternos para reestructurar proyectos de vida que habían sido lacerados; trabajando arduamente en los factores de prevención, atención y corrección; respetando y promoviendo una cultura desde la perspectiva de los derechos humanos.

De igual forma, he trabajado arduamente con mujeres y adultos mayores que sufren de violencia o algún tipo de maltrato, representándolos en diversas instancias, alzando la voz por sus derechos, concientizando con esta labor la función de servidores públicos a efecto de sensibilizarlos respecto al compromiso asumido para combatir y visibilizar situaciones de injusticia social.

En razón de la problemática social en mi comunidad en diversas áreas, me convertí en activista social a través de una fundación de asistencia social debidamente constituida, en donde nuestro margen de acción de primera instancia fue el representar a mujeres víctimas de violencia familiar y a menores en estado de abandono o con algún grado de maltrato; así como crear espacios para todas aquellas personas que sufrieran violaciones a sus derechos humanos, a través de tareas profesionalizadas en prevención de varios delitos, entre ellos la trata de personas, lo que me llevó a colaborar con las casas del migrante de toda la frontera norte de Tamaulipas, laborando muy de cerca con la población migrante, grupo vulnerable en todos los sentidos, dada su necesidad de buscar mejores condiciones de vida. Así mismo, capacitamos por espacio de cinco años continuos a las organizaciones civiles del Estado de Tamaulipas a través de SEDESOL e INDESOL, a fin de profesionalizarlas y capacitarlas en sus líneas de acción.

Fui visitadora adjunta de la CNDH en la oficina Regional de Reynosa, Tamaulipas, con adscripción a la Quinta Visitaduría General, trabajando en campo con temas tan delicados como la ruta de los migrantes, impulsando de igual forma el Comité sobre Trata de Personas, y en ese entonces haciendo un trabajo de prevención en razón de que iniciaba en este territorio el fenómeno de personas desaparecidas; de gran aprendizaje trabajar en un organismo de este nivel en donde tuve una de las experiencias más desgarradoras al tener que cubrir la eventualidad del tema de los migrantes de San Fernando, Tamaulipas.

Después de mi paso por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, regresé a mi trabajo en la fundación de asistencia social en donde colaboré en temas de personas desaparecidas, brindando apoyo jurídico y psicológico a toda aquella persona que así lo requiriera; además de seguir haciendo trabajo de prevención en diversos temas sobre grupos vulnerables como víctimas de delito, niñez, adultos mayores, personas enfermas de VIH, discriminación, migrantes.

Del año 2016 al 2018, me desempeñé como Directora Regional de Atención a Víctimas del Delito del Gobierno del Estado de Tamaulipas, brindando atención a víctimas colaterales de las situaciones de riesgo ocurridas en Reynosa, Tamaulipas, actuando multidisciplinariamente con atención jurídica, psicológica y todos los apoyos emergentes requeridos en este tipo de situaciones, trabajando en colaboración con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.