Mensaje de la Presidenta

Buenas tardes a todas y todos y todes, agradezco a los miembros del presídium el que hoy estén con nosotros engalanando este 30 Aniversario de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas.

Quisiera agradecer a todos los funcionarios de todas las secretarias y dependencias del gobierno del estado y del gobierno municipal, en Tamaulipas por su asistencia, agradezco su presencia para celebrar con nosotros el 30 aniversario de la creación de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas.

En este marco me gustaría compartirles la siguiente reflexión del poeta chileno Absalón Opazo:

La dignidad no se olvida,

como no se olvida el respiro,

el amor,

el país,

las canciones,

los poemas,

los cerros,

el mar.

 

La dignidad no se olvida,

se levanta,

y no importa cómo,

con piedras cruzando el cielo,

con trapos pintados de rojo,

con poesía estremecida.

 

La dignidad es mía,

es tuya, nuestra,

hasta el fin de los tiempos,

y nadie ha nacido aquí,

con el derecho a quitarla.

 

Es precisamente esa cualidad, la que ha generado a lo largo de la historia humana grandes muestras de valentía y arrojo que han buscado su reivindicación y vigencia efectiva, a través de luchas y conquistas que han ido ganando peldaño a peldaño un mejor esquema para su garantía y con ello, para los derechos humanos de las personas.

Es así que en el año 1991 nació la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas a través de la publicación del Decreto Número 153 expedido por la Quincuagésima Cuarta Legislatura del Estado, con la finalidad de vigilar el respeto a los derechos humanos, las libertades, prerrogativas y garantías de la sociedad.

Sin lugar a duda, mucho ha cambiado en 30 años nuestra sociedad, la percepción de la ciudadanía y de los servidores públicos sobre la dignidad y el ejercicio de derechos ha avanzado a la distancia, en esa tarea, la Comisión, ha sido un actor constante para incidir en el fortalecimiento de nuestra vida pública e institucional.

Nuestro camino como Ombudsperson, por su propia naturaleza, es espinoso, plagado de obstáculos y contratiempos, nos enfrentamos a infinidad de vicisitudes para contrarrestar el abuso del poder y generar una cultura de respeto y convivencia armónica entre sociedad y gobierno; en estos 30 años de vida institucional, se vislumbró la reforma constitucional de 2011, en el que, nuestra Constitución, reconoce los derechos humanos e impone la obligación de autoridades y servidores públicos de observar, respetar y hacer valer los derechos humanos, siempre desde la óptica de atender la interpretación más favorable a la persona, incluyendo las normas derivadas de tratados internacionales en la materia.

Estas conceptualizaciones fueron producto de infinidad de debates, esfuerzos conjuntos y suma de voluntades políticas, culminando en un importante avance legislativo, que sin duda modificó las estructuras de protección y defensa de los derechos humanos.

Durante estos seis lustros muchas personas han dedicado su esfuerzo y trabajo a contribuir con el fortalecimiento de nuestra Comisión, por lo que resulta oportuno reconocer su labor y desempeño con la noble tarea de la protección y promoción de los derechos humanos y la salvaguarda de su dignidad, frente a los abusos de poder.

En este acto, me permito para extender mi reconocimiento a los anteriores Presidentes de esta noble institución, que sin lugar a dudas, aportaron su dedicación y experiencia profesional en el desarrollo de este organismo.

Hoy en día, me siento muy orgullosa de ser parte trascendental de una metamorfosis  interna, en la que se ha intensificado la participación de la Comisión,  en cada uno de los aspectos de la vida pública, permeando en la conciencia social en cada persona que en Tamaulipas, o incluso fuera de nuestra entidad federativa requiera nuestros servicios.

Es innegable que la actual Comisión de Derechos Humanos, ha dejado de ser un aparato de recepción de quejas y cumplimiento de indicadores, para erigirse como un verdadero agente de cambio, incentivando la cultura de la enseñanza de los derechos humanos, teniendo como base primordial la capacitación constante de autoridades y sociedad en general, la promoción y difusión relacionada con nuestras funciones y derechos humanos en general. Figuras como el acompañamiento y la gestión son parte toral de nuestra actividad. Puedo decir que la Comisión ha salido del confort de nuestras oficinas, poniéndose al servicio de la sociedad de manera directa, cercana, con calidad y calidez, que esta serie de modificaciones estructurales nos llaman a tomar conciencia de que cada uno de nosotros puede aportar desde su espacio de acción ya sea en el entorno familiar educativo, de servicio público o dentro de la iniciativa privada una valiosa contribución para fomentar y desarrollar una vida digna como parte esencial del desarrollo de nuestra sociedad Partiendo desde la dignidad Por si, constituye una calidad intrínseca de las personas Qué representa el derecho hacia nosotros mismos.

Nadie tiene la potestad de quitar, restringir, menoscabar O eliminar nuestra dignidad, nadie.

En este contexto, el respeto a los derechos humanos inicia Con el reconocimiento de los mismos la sensibilización social, el fortalecimiento de valores y las acciones tendientes a fortalecer el tejido social tomando como eje rector la prevención.

Como presidenta de este honorable organismo es mi obligación pregonar con el ejemplo, por lo que En esa transformación institucional hemos trabajado arduamente en garantizar la dignidad partiendo de nuestras oficinas con espacios dignos para el personal y los usuarios que requieran de nuestro servicios, Intensificando la capacitación interna para lograr abarcar más La atención y cumplimiento de nuestros objetivos.

En esta oportunidad además de la conmemoración de los 30 años de vida institucional es importante no dejar de lado que el pasado 10 de diciembre celebramos el día internacional de los derechos humanos, fecha que constituye un recordatorio de su relevancia en Nuestra sociedad ante la crisis mundial que empera en la materia , La unidad de esfuerzos entre los actores sociales dentro del sector público y los particulares son imprescindibles para materializar el efectivo goce de los derechos y libertades, Sólo con unidad podemos erradicar Las diversas manifestaciones de la Violencia , La desigualdad social, el desequilibrio entre el poder público y los gobernados, la marginación, discriminación, segregación, entre otras acciones que laceran la Dignidad De las personas como lo es el más terrible de todos los padecimiento de una población no es de demeritar los esfuerzos particulares, es un llamado de qué dichas individualidades se unan entre sí para generar una sinergia en pro de sanar las afecciones Ocasionadas en nuestro entorno construyendo cimientos sólidos para la edificación de una nueva cultura, es importante precisar que la Comisión representa no solo una instancia para la defensa y promoción de la dignidad y los derechos de las personas sino un instrumento que dentro de la sociedad y sus estructuras de poder juega un rol relevante parte de los pesos y contrapesos para que exista una verdadera democracia, tres décadas de protección a derechos humanos implica el cumplimiento de nuevos recto y la generación de nuevas acciones afirmativas temas como la violencia de género, la equidad entre hombres y mujeres, el interés superior de la niñez, protección de la adulto mayor, personas con discapacidad, migración, seguridad pública, salud, acceso efectivo a la justicia, el medio ambiente y paz social constituyen grandes dejen de acción en lo que necesariamente requerimos de una Participación activa de los de institución de manera conjunta con el Estado y los municipios de esta entidad federativa.

Por último, me permito exhortar a las autoridades de las tres esferas de gobierno a fin de tomar conciencia de la importancia del respeto irrestricto de los derechos humanos ya que el incumplimiento de estos vuelven más vulnerables , De igual forma que al sumar esfuerzos fomentando la participación de todas y todos para edificar el mundo que anhelamos con el firme propósito de engendrar Nuevas y mejores estrategias en beneficio de todas las personas, los derechos humanos están ahí, hay que ir por ellos. Que nadie se quede atrás, muchas gracias.

imagen75
imagen73
imagen72
imagen71